El amor es un anillo de fuego

 

El eligió aquel lugar, mágico y único, donde pedirle que uniesen sus vidas para siempre…acompañó sus palabras mostrándole el anillo de montañas que les rodeaban… ¡Fulminados por un rayo de emociones, se fundieron en un beso infinito! Mientras, la tierra seguía girando, dibujando otro círculo que les transportaba.

El amor es un anillo de fuego

Canigo. Pirineos .Francia

Amor en la cumbre…

CUMBRE DEL CANIGO. © Gonzalo Azumendi

 

 

Anuncios

Sevilla , el duende y la fotografia

Son muchas las veces que voy de reportaje a Sevilla. En esta ocasión, fui a fotografiar la Cartuja, donde estaba la expo de Ai Weiwei. El impacto emocional de la obra fue brutal… pero porque algún torpe se cayó encima de una de las tinajas y ¡la rompió! Rodee el grupo de cerámicas con atención extrema. No podía dejar de torturarme pensando que algo así me sucediese. ¡Qué apuro! ¿Qué hizo el desafortunado mortal que propició el estropicio? ¿Qué cara puso? ¿Qué acertó a decir…qué balbuceó?

Bochorno fotografico

Cuando el fotógrafo provoca situaciones sonrojantes en su trabajo…


¿Y la persona vigilante encargada de la custodia? ¿La sacaron en ambulancia o ambos se diluyeron en el aire, incapaces de asumir tal apuro, tan inmenso bochorno…?

La vida a veces nos somete a pruebas inesperadas y, un aparente día de felicidad, de alegre turismo, se hace añicos como un jarrón que se rompe contra el suelo…

Mis siguientes días en Sevilla giraron en torno a esta pregunta…Apenas dormía tratando de adivinar su cara…Pero Sevilla, generosa, no iba a dejarme sin respuesta. Fue antes de mi partida cuando aún obsesionado, me dirigí a un taller ceramista de Triana. Allí estaba fotografiando a un artesano con menor proyección que Ai Weiwei pero, sin duda, con el mismo espíritu…Le acompañaban su hija y su mujer atendiendo el negocio…Mi estado de emoción iba creciendo, como me ocurre cuando fotografío…y de pronto, al girarme hacia atrás… ¡toco algo con la bolsa de fotógrafo que me cuelga de la espalda…!y un ruido a estropicio, a jarrones rotos, corta la feliz sesión. Sin atreverme a respirar apenas, descubro el enigma que me ha llevado allí.

La sensación de bochorno todo lo llena, la sesión se detiene, los pájaros dejan de cantar, la niña mira y su inocencia se rompe dividida entre el negocio familiar y la curiosidad por el simpático fotógrafo, ¡y todo es silencio! ¿Por qué Dios mío? ¿Por qué me pasa esto?

Pero la grandeza de una persona se ve en sus reacciones…Y no permito un instante para la duda… ¡No pasa nada! ¡Empaquétemelo que pago todo! ¡Soy de Bilbao! (Afortunadamente solo son dos baldosas con imán que suman 6 euros). Y ahora, recién desembaladas las dos piezas, he podido acercarme más a la respuesta que tanto me intrigaba… ¡Y por 6 euritos! ¡Eso sí, que rato más malo! Aunque nada comparado con el que rompió la tinaja de Ai Weiwei…

Y es que Dios aprieta pero no ahoga…

Y Sevilla, aparte de un color especial…sigue teniendo su duende…

P.D.: Todo esto viene a que he finalizado un súper-reportaje de Sevilla, con sus novedades, bares, tiendas chic, palacios desconocidos, itinerarios nuevos como los techos de la catedral…y aunque  las fotos se caractericen por llevar mucha gente, tengo también monumentos y lugares vacíos, para todos los gustos y con la misma belleza, color y alegría…(seña inherente de mi personalidad…)

Planificación de un viaje fotográfico: Santorini y Mikonos

 Muchas veces me preguntan cómo se organiza un viaje fotográfico…En mi opinión, una disculpa  para decidirse es un vuelo barato, que nos anime, incluso que nos sugiera un lugar, y nos digamos…”¿por qué no … si total , en casa gasto más , y encima no tengo que fregar?”. Y otra cosa esencial  es un buen hotel. Buen hotel , se resume en una palabra…céntrico, o situado en el lugar donde está la energía, donde las cosas suceden … Como ejemplo práctico, para ir a Santorini el pasado verano , me apoye en Facebook para buscar el lugar ideal…os  dejo aquí  la petición , !y el resultado ya de vuelta! por si os inspira, en la búsqueda de  la información precisa , en este mundo de redes.
En un hotel, con dueños bien majos y todo tipo de comodidades!!!

Fotografiando la maravillosa América,. Hotel con dueños bien majos y todo tipo de comodidades!!!

Singapur GP 2014 Formula 1 !!!

Fotografiando en el GP Formula 1 de Singapur

Fotografiando en el GP Formula 1 de Singapur

 Los pilotos de Formula1 son como los aurigas, los conductores de las cuadrigas en el circo romano. Entonces las carreras se realizaban por equipos, que se distinguían por el color de la cuadra donde se alojaba el caballo, el mismo de la túnica del auriga, que sus seguidores veneraban. Hoy día cuando los colores de los coches pintan de velocidad la pista, sus hinchas se vuelven locos: gritos, jadeos, rugidos de pasión y ánimo. Cada espectador sueña con que gane su favorito ¡Larga vida para los aurigas!!

 Para mí Ben Hur es Alonso…aunque no se parezca a Charlton Heston. Mirad esta foto en el Gran Premio de Singapur, es del sábado, justo antes de las clasificatorias para la carrera del domingo. Según lo estaba viviendo, imagino que los pilotos estarán nerviosos, a pesar de correr mil veces… a los fotógrafos nos ocurre lo mismo… ¡presión y ganas! Muchos aficionados a la foto me preguntan qué cámara comprar. Aparecen Fuji, Sony, con enormes mejoras rompiendo la hegemonía Nikon-Canon…pero ¿Cuánto va a durar su reinado? Lo mismo le pasa a Ferrari con Red Bull, Mercedes… Se dice que lo importante es el fotógrafo, no la máquina. Pero en Fórmula 1, el coche es determinante. Alonso necesita más potencia. También los fotógrafos queremos cámaras poderosas, que en carreras nocturnas, nos den velocidad suficiente para congelar el movimiento disparando con poca luz, sin dar ruido al publicar la foto! (*) !Pedimos a los fabricantes que igual que nosotros, sean competitivos. Cambiar de marca una vez que te fidelizas a un sistema y compras sus ópticas y accesorios cuesta mucho dinero. (Así que hay que pensar bien con quién nos “casamos”.) Fabuloso Singapur. Mañana la carrera ¡Más tensión! ¡Ojalá gane Alonso y tengamos fantásticas fotos! aquí es casi la una de la madrugada… Un abrazo.

Singapur 20-09-2014

(*) Ruido: Es un término “técnico”. Significa que la foto se rompe, aparecen granos o pixeles de colores, generalmente al faltarle luz. Normalmente en el ordenador y en pequeño tamaño no molesta mucho, pero al imprimir, queda espantoso. En esta foto que incluyo, en la que me veis con dos muchachos del staff también podéis apreciar ese “ruido”, especialmente en el cielo. Está realizada con un Smartphone. Las cámaras, cuánto más caras, mejor solucionan este problema…(así suele ser.)